ES

Músicos por la Salud consigue el registro oficial de su metodología propia
7 de agosto de 2023

Músicos por la Salud consigue el registro oficial de su metodología propia

Músicos por la Salud consigue el registro oficial de su metodología propia

MUSICOS POR LA SALUD. HOSPITAL MANISES©ANA PALACIOS

Microconcierto de Músicos por la Salud en el Servicio de Oncología del Hospital de Manises ©Ana Palacios

La fundación Músicos por la Salud utiliza una metodología propia y diferencial, que ha recibido la aprobación en el registro oficial, para humanizar las estancias hospitalarias en España y en centros sociosanitarios a través de la música, gracias a la labor de sus músicos que hacen una intervención distinta en cada uno de los servicios y unidades hospitalarias: UCI, Cáncer, Hemodiálisis, Salud Mental, Pediatría o cualquiera de los tipos de centros sociosanitarios a los que acuden.

«Ayudamos a las personas a crear recuerdos bonitos en momentos complicados», con esta frase Guillermo Giner, presidente de Músicos por la Salud resume la labor de la fundación que él mismo puso a andar en 2015. Ocho años después, Músicos por la Salud ha realizado casi 27.000 microconciertos en vivo y ha ayudado ya a 480.000 personas.

La metodología aplicada por Músicos por la Salud forma al artista desde la perspectiva de la humanización y hace que su actividad sea única diferenciándose de otras intervenciones con música en espacios hospitalarios o sociosanitarios. La necesidad de hacer una intervención distinta en cada uno de los servicios y unidades hospitalarias -UCI, Oncología, Hemodiálisis, área materno-infantil, etc-, y con cada paciente con el que interactúan, es alguno de los aspectos que acreditan las competencias necesarias de los músicos. Los microconciertos tienen una duración entre los 30 minutos y una hora donde el músico se auto acompaña con un instrumento musical, pero antes de comenzar con la actuación debe conocer las distintas situaciones especiales entre los pacientes con los que deberá interactuar individualmente, así selecciona las canciones en función de las necesidades de los pacientes (un ritmo sutil puede generar calma y relajación, y con un ritmo vivo y marcado se pueden romper tensiones y motivar el movimiento de los oyentes).

Lo más importante, el consentimiento de que desean escucharle. La música a la carta también es otro de los aspectos diferenciales, los pacientes o sus familiares pueden encargar sus canciones favoritas, que intentan llevar en las siguientes visitas. «El repertorio del microconcierto está basado en las elecciones de las personas beneficiarias, por eso tienen un significado y una vinculación emocional con sus emociones, recuerdos y vivencias. Además, se les proporciona a todos la letra para que puedan acompañar el canto», comenta Katia, música voluntaria.

Durante los microconciertos, la música es capaz de activar todo el sistema auditivo, el cual comprende y comunica el mensaje a las diferentes áreas del cerebro. A continuación, al trabajar la letra, la melodía y el ritmo de las canciones, se incide en las partes del área cognitiva relacionadas con el lenguaje y el sistema motor. Por último, destacan que el hecho de que las canciones sean emocionalmente significativas, los beneficiarios hace que puedan conectar con emociones y recuerdos del pasado, activando todo el sistema límbico (encargado de las emociones) y áreas relacionadas con la memoria como es el hipocampo.

Una metodología que mejora vidas

Además, en este tiempo ha logrado instar a los plenos de Canarias y Comunitat Valenciana, a que aprobaran por unanimidad sendas iniciativas parlamentarias para incluir la música en el sistema sanitario y explorar vías de colaboración con Músicos por la Salud para que su actividad forme parte del día a día de los hospitales. Además, el Congreso de los Diputados ya acordó una declaración institucional en el mismo sentido a comienzos de 2022. La inclusión de la música en la sanidad es un mandato de “la OMS, que en el informe ‘Arts and Health’ de 2019, que es metaanálisis sobre 900 estudios científicos, concluye que existe evidencia científica más que suficiente sobre la eficacia y ventajas que ofrece la música en la atención sanitaria.”, afirma Guillermo Giner, presidente de la fundación. En otros países europeos se han puesto en marcha estrategias para que las artes, y en especial la música, formen parte del entorno sanitario y sociosanitario mientras que en España todavía es una asignatura pendiente y el citado informe afirma que se “introduzcan las artes, y en especial la música, en los sistemas sanitarios de los países que todavía no lo tengan”.
Suscríbete
Ayúdanos a difundir el mensaje para que la música siga sonando en los hospitales.
No hemos podido validar sus datos
Se ha realizado correctamente